CHINCHES DE CAMA

HISTORIA DE VIDA, DESCRIPCIÓN Y BIOLOGÍA

Los chinches son ovalados, de color marrón castaño y son aplastados. Los adultos, miden aproximadamente 0,5 1/4 cm de largo. Las partes de la boca tienen forma de trompa (tubo) alongada que, al no estar usándola, se dirige hacia atrás por debajo del cuerpo. Cuando el insecto esta listo para comer, la trompa se extiende hacia el frente y el estilete (órgano rígido) interno se hunde en la piel de su presa. Las chinches hembras, después del apareamiento, ponen sus huevos en sus lugares de descanso. Una hembra produce cerca de 345 huevos a lo largo de su vida.

Los chinches al crecer mudan la piel varias veces. Las nínfas son parecidas a los adultos pero más pequeñas y no están sexualmente maduras. Durante la etapa ninfal mudan la piel cinco veces y cada nínfa debe consumir sangre para pasar a la próxima etapa. Los adultos se alimentan una vez a la semana, a lo largo de su vida, un período de cuatro meses o más.

Los chinches se establecen en las estructuras cuando se transportan en cajas, maletas, muebles, ropa de cama, ropa sucia y sobre la ropa de personas que han regresado de lugares infestados. Además, pueden emigrar de un domicilio a otro a través de los alambrados, tuberías o canales de desagüe.

Los chinches son activos durante la noche, usualmente justo antes del amanecer. Durante el día se esconden en las grietas de las paredes, del suelo, la cama y los muebles. Cuando los chinches son pocos viven cerca de las áreas donde duermen los humanos; cuando son numerosos, ocupan varios cuartos del edificio.

Aunque los chinches no son considerados portadores de enfermedades, su picada puede producir irritación, picazón y una sensación de quemadura. Los chinches se alimentan rápidamente, quedando llenos en menos de diez minutos. La picada usualmente no se siente, pero luego surge una reacción alérgica a la proteína en la saliva del chinche. Una marca circular o bulto incoloro se forma en el área de la picada; en contraste, las picadas de pulgas tienen centros rojizos. La incomodidad que produce la picada de un chinche puede durar una semana o más. Picadas ocasionales indican el comienzo de una leve infestación de adultos; muchas picadas resultan de una población grande y, a largo plazo, de nínfas y adultos.

¿DONDE SE ESCONDEN?

El chinche se esconde en grietas y costuras durante el día. Prefieren grietas estrechas, con una superficie áspera, donde sus patas y cuerpo tocan las superficies inferiores y superiores. Las superficies de madera y papel son preferidas a la piedra, metal o yeso, aunque, en ausencia de las superficies preferidas o durante la época de alta población, utilizan las superficies menos preferidas.