PLAGAS DE CUCARACHAS

Las cucarachas son insectos que nos acompañan desde hace mucho tiempo. Proceden originariamente de países tropicales, siendo actualmente una de las principales plagas urbanas. Constituyen un peligro importante en Salud Pública ya que adheridas a sus patas transportan microorganismos asociados con diarreas, y otros procesos gastroenteríticos como salmonellosis, disenterías, etc.. y procesos como polio, meningitis, mastitis, etc… etc. Hay conocemos también su implicación en procesos alérgicos como rinitis, asma, etc.

Aunque las cucarachas pueden comer gran variedad de alimentos, su importancia como factor desencadenante de pérdidas económicas es limitada; siendo mucho mayor su implicación en problemas de Salud Pública como hemos mencionado. Además producen secreciones olorosas que pueden afectar a los alimentos e impregnar de un olor característico las zonas infestadas. Por todo ello, la presencia de cucarachas en el ámbito urbano es asociada con falta de higiene disminuyendo el prestigio y alterando la buena imagen del lugar donde se observan, aspectos fundamentales en la industria y la empresa pública y privada.

Sus características morfológicas con un cuerpo aplanado y forma ovalada las permite introducirse por cualquier grieta o resquicio, pudiendo además gracias a sus patas finas y espinosas andar y escalar por cualquier superficie incluso tan lisas como el vidrio. Incluso algunas especies de cucarachas como la americana puede volar distancias importantes.

TRATAMIENTOS ESPECÍFICOS

En cualquier local donde se ha detectado la presencia de cucarachas la primera medida a tomar es una limpieza a fondo del mismo, revisando la higiene en aquellos lugares que suelen tomar como escondrijos las cucarachas y que a modo de ejemplo se encuentran representados en la Figura 5. Sin esta limpieza previa corremos el riesgo de que fracase el tratamiento además de incrementar de forma innecesaria la necesidad de aplicar con mayor periodicidad plaguicidas. Solamente una higiene adecuada, y un mantenimiento adecuado de la maquinaria de trabajo, la no acumulación de basuras, etc… permite garantizar un control correcto de la plaga de cucarachas.

    • UTILIZACIÓN DE GELES CEBO INSECTICIDA
     Las formulaciones más actuales van encaminadas al uso minimizado de plaguicida de la forma más eficaz posible y con el menor riesgo. La aplicación de una gota de diámetro 3mm nos permite la aplicación de la dosis eficaz de la mayoría de los principios activos que vienen formulados en geles. Su aplicación se puede realizar en presencia de empleados y no exige un periodo de seguridad con lo que facilita su aplicación a los horarios convencionales. No crea inconvenientes de olores o efectos residuales en el ambiente. Su coste más elevado que las tradicionales lacas viene compensado por su formulación más elaborada buscando el respeto tanto del medio ambiente como eliminar los posibles riesgos que pudieran estar asociados con otro tipo de aplicaciones. Los insecticidas actuales en forma de GEL permiten su aplicación en presencia de personas y no exigen el cierre del local lo que facilita su aplicación a los horarios convencionales. No crean inconvenientes de olores o efectos tóxicos en el ambiente, con lo que el cliente puede tener una garantía total de que el producto sólo va a afectar a las cucarachas y nunca a los visitantes de su establecimiento. El operario realizará la aplicación del gel con pistola en zonas muy concretas del local.
    • LACA (GRIETAS Y RENDIJAS)
    Tradicionalmente se utilizaban lacas de gran persistencia para el tratamiento de choque de las cucarachas. Aunque su aplicación se realiza en condiciones que garantizan la seguridad y la eficacia del plaguicida, las búsqueda de formulaciones más respetuosas con el medio ambiente, y que al mismo tiempo ofrezcan mayor seguridad para los clientes ha determinado que una actuación correcta en control de plagas se utilice minimamente las lacas. Así únicamente en casos excepcionales nuestra Empresa pudiera optar por utilizar como tratamiento de choque, aunque en el momento actual estas ocasiones son prácticamente nulas. En cualquier caso sería únicamente posible en aquellos lugares donde el local pueda permanecer cerrado sin presencia de gente, o alimentos durante el tiempo determinado en la ficha de aplicación que se facilita al cliente. En estos casos su aplicación únicamente se hace en grietas y rendijas.