¿Conviene contratar a un fumigador?

Siempre es necesario contratar a un profesional.

Lo primero que hay que determinar es de donde proviene el foco de la plaga, pues tenemos varias posibilidades:

  • De otra vivienda vecina: en este caso será el inquilino o arrendador de esa vivienda vecina a quien habrá que pedir responsabilidades para que pague la fumigación de nuestra vivienda.
  • De la comunidad de propietarios: en algunas ocasiones el problema viene de las zonas comunes, jardines, cocheras, etc. En este caso habrá que pedir responsabilidades a la comunidad de propietarios.
  • De los alrededores del edificio que habitamos: en este caso habrá que analizar si se trata de un problema atribuible al ayuntamiento.
  • De nuestra propia vivienda: este es el caso que voy a analizar en este artículo. Es decir, el caso en que se determina que el foco de la plaga radica en la propia vivienda alquilada.