ELIMINACIÓN DE NIDOS DE AVISPAS

Ser picado por una avispa o un avispón es una experiencia dolorosa y puede ser incluso muy grave para una de cada treinta personas que hayan desarrollado alergias a las picaduras.

Sin embargo, es posible reducir estos riesgos tomando precauciones cuando se está al aire libre y asegurándose de que se han eliminado los avisperos de la zona.

Abejas y avispas

Las avispas pueden confundirse con las abejas. Sin embargo entre ambas especies hay múltiples diferencias, como por ejemplo, las abejas son más peludas mientras que las avispas tiene la piel más lisa y brillante, su cintura es más estrecha y suelen tener bandas de color negro y amarillo en el abdomen.

Recuerde que las abejas son una especie protegida y que no se puede realizar tratamientos contra ellas. Si tiene un problema de abejas contacte con un apicultor.

Sólo las avispas hembra tienen un aguijón que pueden utilizar varias veces, si se sienten amenazados, también tienen mandíbulas que les permiten morder. Normalmente un picadura de avispa solo causa un dolor intenso y agudo, pero en algunos casos y si se ha desarrollado alguna alergia a las picaduras de insectos puede tener consecuencias más graves llegando a provocar un shock anafiláctico o incluso la muerte.

Las avispas pueden construir sus avisperos al aire libre bajo los aleros o tejas, aprovechando estructuras metálicas huecas o en zonas resguardadas de su casa, como cámaras de aire o el tambor de una persiana. Si descubre un avispero no intente eliminarlo sin más, pida ayuda profesional.