PLAGAS DE TERMITAS

Las termitas son insectos sociales que viven en colonias. Vienen del suelo y por lo general se introducen en las estructuras sin ser detectadas a través de vías ocultas en los muros y suelos de los cimientos. En principio viven bajo la superficie. Aunque pueden resultar una amenaza, son sumamente importantes para el medio ambiente, porque descomponen la materia de las plantas muertas convirtiéndola en humus. Como cualquier plaga, las termitas se convierten en un problema cuando invaden nuestro espacio vital.

Las termitas  son consideradas la plaga más destructora de  construcciones de madera en todo el mundo.  Además de la madera, pueden destrozar también  productos derivados del papel como cajas de cartón,  mobiliario, reliquias familiares y otros artículos.  Pueden ser atacados por las termitas incluso edificios con estructura de hierro y paredes de albañilería debido a la existencia en ellos de puertas de madera, marcos de ventanas de madera, vigas de soporte de madera, armarios o estanterías. Existen también muchos materiales  inorgánicos que las termitas no utilizan para su alimentación pero que pueden resultar dañados, como son alfombras y otros tejidos que  pueden resultar dañados por la realización de orificios y galerías durante la exploración de las termitas en busca de comida.