DESINFECCIÓN

Según el Decreto 8/1995 de 24 de enero, todas las empresas que se dediquen a los servicios de desinfección, desinsectación y desratización entre otros servicios, están obligados a efectuar un correcto diagnóstico de la situación de modo que se llegue a determinar con exactitud y precisión cual es la forma correcta de intervenir. Una vez efectuado nuestro servicio, MONTAÑESA DE DESINFECCIÓN le entrega al cliente una certificación de que dicho servicio se ha efectuado.

Tratándose de la salud pública de personas o niños, es un compromiso de obligado cumplimiento contactar con empresas de control de la limpieza de este tipo de instalaciones. Hay zonas que tienen una mayor probabilidad de requerir desinfecciones, pero bajo ningún concepto se pone en peligro a seres humanos, animales o el medio ambiente. Se trata de servicios que, con alta efectividad, control y probabilidad, eliminan bacterias, algas, hongos o levaduras y que tienen un prolongado efecto residual.

Ambos tratamientos pueden ser de utilidad en lugares que pueden ser más sensibles como hospitales, geriátricos, oficinas, o industrias alimentarias, así como superficies en las que la afluencia de público es muy grande como colegios, cines o centros comerciales. Tratándose de la salud pública de personas o niños, es un compromiso de obligado cumplimiento contactar con empresas de control de la limpieza de este tipo de instalaciones.

A veces, con una correcta limpieza de las instalaciones, no se requiere de desinfecciones, aunque tiene que existir un fuerte compromiso por su parte si queremos que cucarachas u otros insectos no terminen por invadirlas. La limpieza es el mejor desinfectante natural y la forma más efectiva de establecer un control sobre las plagas.