TRATAMIENTO ANTI-CARCOMA

La carcoma es la plaga más común en los muebles del hogar, marcos, ventanas y construcciones con madera. Esta plaga se caracteriza por la aparición de unos pequeños agujeros que pueden tener un diámetro de hasta 10 milímetros aunque los más pequeños oscilan entre 1,5 y 3. Además una hembra adulta puede depositar hasta 80 huevos en una grieta o fisura, situación que convierte a esta plaga en el peor enemigo de los muebles de nuestro hogar. Su proceso de desarrollo puede durar hasta tres años, pero el primer síntoma son estos agujeros y serrín a su alrededor ya que estos insectos son insonoros.

A la hora de tratar la carcoma lo primero que tiene que hacer es consultar a un especialista para que le recomiende el tratamiento correcto para acabar con la carcoma según el grado de afectación de la madera. Se clasifican según el grado de ataque ha sufrido la madera y son: inyección, impregnación o shock térmico.

Inyección:
Cuando el proceso está en sus inicios, es suficiente con inyectar veneno en cada uno de los agujeros que han creado en la madera y luego cerrarlos con una masilla para matar al insecto con los gases que ha generado el veneno.

Proyección y/o impregnación:
Pero, si por el contrario la carcoma se encuentra en una fase muy desarrollada es necesario cubrir todo el mueble o superficie con insecticida y envolverlo con un plástico que dificulte que el veneno se evapore. Se deja el producto durante dos o tres semanas para que actúe. Este tratamiento no penetra en la madera de más de 2 centímetros por lo que si la pieza es muy gruesa no será eficaz.

Shock térmico:
Otro de los tratamientos que se utilizan para controlar la plaga de carcoma es la congelación. Existen empresas especializadas en este método ya que cuentan con material industrial y específico que congela rápidamente las piezas y por lo tanto, termina con la peste.

Debe tener MUY en cuenta, que la amenaza de la carcoma puede ser letal cuando atacan las estructuras de madera de los edificios hasta el punto que pueden provocar su derrumbamiento. En caso de vigas con presencia de carcoma, hay que llevar a cabo un tratamiento con inyección que satura la madera con un biocida para impedir que ataquen el interior de la madera y es aconsejable una posterior pulverización.

En ese caso, consultenos y llevaremos a cabo una inspección y revisión de las vigas para diagnosticar el grado del alcance de la peste y determinar el tratamiento. Además le aconsejaremos de cómo evitar futuros ataques de estos insectos.